Quitenlas! por jugabilidad, así vuelven los duelos.